01 febrero, 2017

Los Amesha Spenta del Zoroastrismo

Literalmente traducidos como “sagrados/abundantes inmortales” (Boyce, 1989: 933), los Amesha Spenta representan a las seis divinidades evocadas primero por Ahura Mazda y que personifican cualidades del mismo. Los textos sagrados aportan información al respecto, diciendo que fueron creados “de su propia identidad” (Bd. 1.44), “de su propia luz” (MK, 8.2), “como prender una antorcha con otra antorcha” (Ayādgār ī Jāmāspīg 3.3-7). Se entiende entonces que estas criaturas están unidas con el Gran Creador en sustancia pero separadas en cuerpo, siendo la hipóstasis de la propia naturaleza de Ahura Mazda, con quien forman un septeto sagrado.   
Al principio, en los Gathas, parece que se traten de referencias abstractas, de conceptos morales o ideales simbólicos, y no de criaturas propiamente dichas. Fundamentalmente, y esto enlaza con los cultos iranios previos, los Amesha Spenta divinizan conceptos abstractos que interesa destacar como óptimos para la organización social, cultural y humana. Pero ya en el Haptanghaiti o el Yasna de los Siete Capítulos —la primera composición en prosa del periodo avéstico escrita en el dialecto de los Gathas (Dhalla, 1983: 162)— se les menciona por primera vez como seres independientes (Y. 39.3; 42.6). Viven en el más elevado de los Cielos (Vd. 19.32, 36), donde se reúnen en consejo, para luego descender a las siete partes del mundo y gobernarlas (Y. 57.23; Yt. 11.14). Se hace mucho hincapié en su capacidad de no morir, de perpetua existencia para asistir la creación de Ahura Mazda y ayudar a defender y extender su reino del Asha.
Los Amesha Spenta fueron creados para salvaguardar la creación y sus características están enumeradas a los largo de todos los textos sagrados: son imperecederos, sabios, buenos gobernantes, poderosos y valientes (Y. 2.2; 4.4; 6.1; 24.9; 25.4; 35.1; 39.3; 58.5; 70.1). Al mismo tiempo, cada uno de los Amesha Spenta está vinculado a un elemento de la creación y, como los yazatas, son dignos de ser venerados por los seres humanos. Los seguidores de Zarathusthra, que fue el primer ser humano que los invocó, tienen la obligación de respetar y cuidar estos seis elementos. El vínculo entre estos y sus guardianes inmortales se reafirma con cada acto de adoración sacerdotal, ya que aparecen representados visualmente al mismo tiempo que se les convoca. La inmanencia del culto es indicativa de la importancia real que estas seis criaturas tuvieron.

· Vohu Manah, el Buen Pensamiento
· Khšathra Vairya, el Reino Deseado
· Spenta Ārmaiti, la Sagrada Devoción
· Haurvatāt, la Totalidad, y Amərətāt, la Inmortalidad

Amesha Spenta y Zarathusthra,
de la ilustradora Hannah M. G. Shapero


BIBLIOGRAFÍA
BIKERMAN, E. (1983), «Anonymous Gods», Journal of the Warburg Institute, vol. 1, nº 3. London: The Warburg Institute, 187-196, ISSN: 0959-2024.
BOYCE, M. (1975a), A History of Zoroastrianism, vol. I, Leiden: Brill.
BOYCE, M. (1979), Zoroastrians: Their Religious Beliefs and Practices, Londres, Routledge.
BOYCE, M. (1984), Textual Sources for the study of Zoroastrianism, Manchester: Manchester University Press.
BOYCE, M. (1989), «Aməša Spənta», Encyclopædia Iranica, New York: Routledge & Kegan Paul, vol. I, fasc. 9, 933-936. ISSN: 2330-4804.
CAMPOS, I. (2007), «Ahuras, Daeuuas y Bagas. Una revisión de la terminología religiosa en el panteón iranio antiguo», Bandue. Revista de la Sociedad Española de Ciencias de las Religiones, vol. 1, 35-46. ISSN: 1888-346X.
DHALLA, M. N. (1983), History of Zoroastrianism. London: Oxford University Press.
HUMBAL, H. (2000), «Gathas i. Texts», Encyclopædia Iranica, New York: Routledge & Kegan Paul, vol. X, fasc. 3, 321-327. ISSN: 2330-4804.
KELLENs, J. (1987), «Avesta», Encyclopædia Iranica, New York: Routledge & Kegan Paul, vol. III, fasc. 1, 35-44. ISSN: 2330-4804.
KELLENS, J. (1994), Le panthéon de l’Avesta ancien, Wiesbaden: Ludwig Reichert Verlag.
Lommel, H. (1927), Die Yašts des Awesta, Göttingen-Leipzig: Vandenhoeck & Ruprecht/JC Hinrichs.
LOMMEL, H. (1930), Die Religion Zarathustras nach dem Awesta dargestellt, Tübingen, . 185-236.
MOULTON, J. H. (1913), Early Zoroastrianism, Londres: Constable & Company LTD.
muller, F. M. (2013), The Zend-Avesta, Londres: Routledge.
NIGOSIAN, S. A. (1993), The Zoroastrian Faith: Tradition and Modern Research, Londres: McGill-Queen’s University Press.
West, E. W. (ed. 1993), Pahlavi texts. Part I, The Bundahis, Bahman Yast, and Shayast La-Shayast. Delhi: Motilal Banarsidass.
West, E. W. (ed. 2004), Pahlavi Texts. Part V, Marvels of Zoroastrism. Delhi: Motilal Banarsidass.
West, E. W. (ed. 2005), Pahlavi Texts. Part III, Dina-i Mainog-i Khirad, Sikand-Gümanik Vigar, Sad Dar. Delhi: Motilal Banarsidass.
WILLIAMS, A. V. (ed. 1990), The Pahlavi Rivayat Accompaning the Dadestan I Denig, Copenhagen: The Royal Danish Accademy of Sciences and Letters.



No hay comentarios:

Publicar un comentario